Πέμπτη, 7 Φεβρουαρίου 2008

De Laberintos





Cuentan los hombres dignos de fe (pero Alá sabe más) que en los primeros días hubo un rey de las islas de Babilonia que congregó a sus arquitectos y magos y les mando a construir un laberinto tan perplejo y sutil que los varones más prudentes no se aventuraban a entrar, y los que entraban se perdían. Esa obra era un escándalo, porque la confusión y la maravilla son operaciones propias de Dios y no de los hombres. Con el andar del tiempo vino a su corte un rey de los árabes, y el rey de Babilonia (para hacer burla de la simplicidad de su huésped) lo hizo penetrar en el laberinto, donde vagó afrentado y confundido hasta la declinación de la tarde. Entonces imploró socorro divino y dio con la puerta. Sus labios no profirieron queja ninguna, pero le dijo al rey de Babilonia que él en Arabia tenía otro laberinto y que, si Dios era servido, se lo daría a conocer algún día. Luego regresó a Arabia, juntó sus capitanes y sus alcaides y estragó los reinos de Babilonia con tan venturosa fortuna que derribo sus castillos, rompió sus gentes e hizo cautivo al mismo rey. Lo amarró encima de un camello veloz y lo llevó al desierto.



Photos: G. M.

Cabalgaron tres días, y le dijo: "Oh, rey del tiempo y substancia y cifra del siglo!, en Babilonia me quisiste perder en un laberinto de bronce con muchas escaleras, puertas y muros; ahora el Poderoso ha tenido a bien que te muestre el mío, donde no hay escaleras que subir, ni puertas que forzar, ni fatigosas galerías que recorrer, ni muros que veden el paso." Luego le desató las ligaduras y lo abandonó en la mitad del desierto, donde murió de hambre y de sed. La gloria sea con aquel que no muere.


Los dos reyes y los dos laberintos.
J. L. Borges



DRAE:

laberinto.

(Del lat. labyrinthus, y este del gr. λαβύρινθος).

1. m. Lugar formado artificiosamente por calles y encrucijadas, para confundir a quien se adentre en él, de modo que no pueda acertar con la salida.

2. m. Cosa confusa y enredada.

3. m. Composición poética hecha de manera que los versos puedan leerse al derecho y al revés y de otras maneras sin que dejen de formar cadencia y sentido.

4. m. Anat. Parte del oído interno.


Los invito a visitar Laberintos , Labyritn y Borges no conocía el Photoshop de Malena.

20 σχόλια:

Pierrot είπε...

Este relato siempre me parecio genial porque obliga pensar al vacío como otra forma de laberinto.

Saludos desde lima

Roy Jiménez Oreamuno είπε...

Interesante relato, ya que confunde con Alá y con Dios, un dios y otro Dios.

A veces la soberbia humana nos hace pensar que podemos solucionar todo sin necesidad de un verdadero Dios, ese que nos da la inteligencia y la sabiduría, dice una versículo que Dios avergüenza a los sabios.

Al final el comprender que no lo sabemos todo, pues nos hace humilde ante los pies del Creador, y a veces al llegar al desierto, donde solo pruebas y alimañas existen, y con clima extremos, un calor fulminante de día y un frió helado en la noche, lo que le queda a ese ser humano es solamente morir.
Saludos desde San José de Costa Rica

Tercer Jinete είπε...

Que buen relato maestro.
Como siempre te digo me encanta tu blog, pero esta vez te olvidaste de algo:

Laberinto:
(Del lat. labyrinthus, y este del gr. λαβύρινθος).

LLamese al cuerpo de la mujer amada.

Je je

Abrazo de GOl para vos

Ana (...) είπε...

Qué maravilla Gab!!! Chulísima la historia de Borges que dejas aquí al igual que ambas imágenes, maravilloso este tema.
Por esta escrupulosa manía mía para con el detalle me quedé ahi tontita con la primera de las imágenes.

A mi ese relato me hizo pensar que los laberintos están en nuestra cabeza, lo mismo puedes perderte entre muros que entre dunas. Y se me va el pensamiento a que todo es relativo, todo va en nosotros.

El caso es que hable de lo que hable me hizo pensar, tú siempre atormentando ahí con el Borges, jajajj.

pescador είπε...

curiosa la coneccion laberintica...ya veras ...yo siempre en uno, tratando de encontrar la salida!
salud y A

Isa S.B είπε...

Añado un laberinto, el diccionario, plagado de senderos que se cruzan y se entrecortan. Un laberinto en el que perderse es un placer, un dédalo en el que tropezamos a cadapaso con piedras preciosas.
Saludos y gracias por este pedacito de Borges, ese Borges que decía que no hacía falta construir laberintos porque el Universo ya es uno.

Delirius Jeje Je είπε...

Eso sí: nunca me meteré en un laberinto de arena

SAlu2

MaleNa . la porteña είπε...

Un laberinto tiene un camino entrelazado, no tiene callejones sin salida, siempre es de entrada y salida y se dirige hacia el centro.
En el centro se encuentra el punto de regreso y el mismo conduce al afuera.

Podemos decir que es el símbolo sobre el complejo camino de la vida .
Habla de las dificultades y las luchas, pero también simboliza la entrada, el centro y la nueva libertad, una vez que se regresa al exterior.

Brindo para que encontremos la salida.


MaLe.

Abril Lech είπε...

Gracias!!!
Con el relato que posteaste creoq ue acabo de encontrar la solución a un problema personal!!!
Just in time!

Gabriel είπε...

Pierrot: El desierto, en este caso como una posible alegoría del vacío, es el peor de los laberintos. Los caminos posibles son infinitos, no hay paredes que nos permitan optar.
Saludos.

....

Roy: El desierto nos pone frente a nosotros mismos, a Dios, Alá o como queramos llamarlo.
Saludos desde Buenos Aires.

....

Tercer Jinete: Esa acepción de laberinto no la tenía. Creo que debe ser el verdadero significado de la palabra.
Abrazos RPM para vos.

....

Ana: Si yo siempre con Don Jorge Luis, es inevitable. Lo terminarás amando u odiando, pero seguro no te quedas indiferente.
Un abrazo, extremeña.

....

Pescador, quién no está al menos en un Laberinto. De hecho, este mismo mundo-net es uno, el de estos encuentros.
Salud, hermano.

....

Isa:Si, el diccionario, ese gran ordenador-desordenador de palabras, arbitrariamente amontonadas por orden alfabético.
El universo lo siento como un laberinto mas aterrador que el desierto.
Un abrazo.

....

Delirius: Jaja, muy bueno, pero...por que no?
Un abrazo.

....

Male: Cual será el interior o el exterior, la entrada o la salida, el centro o la nada...
El laberinto también somos nosotros, seres complejos, deseantes, por lo tanto irracionales.
Pero siempre habrá un hilo de Ariadna que nos una, siempre.
Brindo por encontrarnos en su centro.
Te abrazo, Porteña.

....

Abril: Me alegro. Mirá que vueltas tienen los laberintos. Ciertas respuestas aparecen en los lugares menos pensados
Un abrazo.

Rossana είπε...

Hoy me hiciste releer a Borges, y ayer me hiciste tomar un libro de Borges de la biblioteca, en mi casa el más grande laberinto, porque has tenido la virtud de hacérmelo repensar...Besos

letras de arena είπε...

Disfruto mucho cuando visito tu blog. Me gusta perderme en tus laberintos de arte. Muy bien elegido el texto.
Un saludo.

Gabriel είπε...

Rossana: Me alegra mucho. Borges siempre ronda este rincón.
Un abrazo para vos.

....

Letras de Arena: Este laberinto no tiene entradas ni centro ni salidas. Simplemente está.
Un abrazo y gracias por tu visita.

Imagine Photographers είπε...

Cosas de humanos, no creo que los dioses se tomen a las cosas tan a pecho:)

Desconocía el relato, creo que es bueno para mostrar nuestras miserías.

Aqui también se pude decir "laberinto" a cualquier estrúctura tubular arrollada que se relacione con la acústica.

Un abrazo

Rossana είπε...

Gracias por tu visita, Gabriel. Ahora que lo pienso la tela de araña en que tejemos nuestra existencia, a veces interrumpida, abandonada y retomada, es también un laberinto que se teje sin parar. Abrazo

MaleNa . la porteña είπε...

Todo laberinto implica un desafío, sea al ingenio, al conocimiento o a la razón en sí. (lo hemos demostrado, en los coments)
Ello es porque todo laberinto es una metáfora parcial de la complejidad del mundo y la vida, de su innumerable variabilidad, de sus infinitas posibilidades y del angustioso camino que necesariamente hemos de recorrer para hallar, aunque sea sólo al final y sin haberlo comprendido del todo, una salida.

Beso laberíntico.


MaLena.


Pd. Gabu, en mi anterior comentario, dije desde la mirada de la arquitectura urbanística. :)

Gabriel είπε...

Imagine Photographers: Creo que todo es cosas de humanos, hasta los mismos dioses.
Con respecto al término laberinto, justamente así se llama cierto sector de nuestro oído.
Un abrazo y gracias por el comentario.

....

Rossana: Digamos que la tela de araña, como la vida, de algún modo es un laberinto en construcción.
Gracias nuevamente por tu visita.

....

Male: Tu visión ilumina el tema desde tu parte mas sensible, la el alma, en definitiva, la indispensable.
Te beso, Ariadne de Baires.

Pd.: Te invito a recorrer Parque Chas :)

Oak είπε...

Interesante comentario porque mezcla el dogma de la fe con la formas de pensar del hombre (el laberinto) por complejo que sea, tiene una solución, pero en Dios las cosas cambian un poco. Estas, son un acto de fe.

Un abrazo

Imagine Photographers είπε...

Tienes razón, los dioses son cosas de los humanos.

Saludos

loon san είπε...

excelente blogg :)